Madrid, ciudad infinita

estos son algunos ejemplos de nuestros recorridos históricos. encontrarás más y las fechas de su realización en nuestra agenda


Galería de Colecciones Reales

 

En esta visita tendremos frente a nosotros a nuestra historia, que nos hablará a través de las 650 piezas expuestas, de las más de 170.000 que Patrimonio Nacional tiene inventariadas. Así será desde las armaduras, pinturas y tapices de los Austrias a los objetos decorativos más caprichosos de la pomposa corte de los Borbones.

 

También contemplaremos el rostro de algunos de nuestros monarcas, cuyo gesto nos servirá para interpretar los gustos del momento y lo que acontecía en su época. Quizá alguno de ellos nos invite a subir a su carruaje para que le contemos cómo es el futuro. O a sentarnos en un precioso diván circular donde poder hacernos confidencias en un buen tono decimonónico. A lo mejor nos permiten desplazarnos con ellos a alguno de los Reales Sitios¡Y sin salir de Madrid!


Monasterio de las Descalzas Reales + Recorrido por el Madrid de los Austrias

 

Visitaremos juntos un espacio histórico que no solo fue monasterio, sino también un importante centro de poder político. Y es que sirvió de residencia al emperador Carlos V y a su esposa, Isabel de Portugal. En él nació su hija Juana, que acabó comprando el palacio, para transformarlo en convento, una vez viuda del que iba a convertirse en rey de Portugal. Os contaremos su triste historia.

 

No te pierdas esta visita y sumérgete en uno de los espacios imprescindibles de Madrid.

La completaremos con un recorrido histórico por al Madrid de los Austrias. 


Monasterio de la Encarnación + Recorrido por el Madrid de los Austrias 

El escenario que rodea al Monasterio la Encarnación nos regala la tranquilidad que tantas veces echamos en falta en nuestra ciudad. Su elegante y sencilla fachada es lo primero que llama la atención, por la pureza y limpieza de sus líneas. La responsable de su construcción es Margarita de Austria, esposa de Felipe III. Dice la historia que, ordenando esta construcción, la reina quiso conmemorar la expulsión de los moriscos de 1609. 

 

Tras la visita, recorreremos el Madrid de los Austrias. 


Personajes peculiares de la historia de Madrid

Decía Ítalo Calvino que la ciudad contiene su pasado escrito en las esquinas de las calles, en las rejas de las ventanas, en los pasamanos de las escaleras, en las antenas de los pararrayos.

 

Para nosotros, son las personas las que, a lo largo de los siglos, han ido escribiendo la historia de las ciudades, a base de tomarlas como decorado en el que vivir sus vidas. 

 

Es por ello que, en este recorrido, queremos presentarte a algunos habitantes de Madrid que, a lo largo de sus vidas, han ido dando forma a nuestra ciudad. Y que, además, tienen algo especial. Cogidos de su mano, pasearemos por nuestra historia.


Larra y su tiempo

 

En esta ocasión, nos disponemos a explorar ese Madrid del Romanticismo tan relacionado con la figura de Larra, quien pronto destacará entre los jóvenes burgueses que, cargados de curiosidad intelectual, se muestran dispuestos a expresar sus ideas acerca de su sociedad, a la que consideran falsa y decadente.

 

Nuestro protagonista hará su mayor aportación a través del periodismo. A través del mismo describirá la sociedad y volcará un importante trabajo sociológico.

  

Si quieres que te contemos mucho más sobre Larra y su tiempo, te proponemos que nos acompañes en una ruta que incluirá una visita a la Iglesia de Santiago, donde exploraremos el lugar donde yació el cuerpo sin vida de nuestro protagonista, una vez que se quitó la vida en la cercana Calle de Santa Clara


El Madrid de Galdós

Lo que os proponemos con este nuevo recorrido es un viaje en el tiempo de la mano de Galdós. Con él, daremos un largo paseo por Madrid.

 

A través de sus novelas, es fácil introducirse en ese Madrid en construcción, sentirse inmerso en la sociedad decimonónica y verse rodeado por rentistas, especuladores, marqueses arruinados y endeudados hasta las cejas, burgueses enriquecidos, inmigrantes de otras provincias en busca de una vida mejor o mujeres que buscan su sitio en aquel nuevo ámbito urbano.

 

¿A qué estás aguardando? Los personajes de Galdós ya te esperan, con la mano tendida, para introducirte en el universo galdosiano.


El Madrid literario

(Con visita a la Casa de Lope de Vega)

"Parva propia magna, magna aliena parva" son las líneas que aparecen en la casa de Lope de Vega. Significan: “Lo pequeño, siendo mío, me parece grande y pequeñas, por no serlo, las grandes cosas de los demás.” Quizá entrando en su antigua morada y viendo el aspecto de los muros que lo inspiraron, le veríamos el sentido a esta frase. 

 

Tras visitar la casa de Lope, os hablaremos de Quevedo, que vivía muy cerca. Y no nos olvidaremos del maravilloso Cervantes


La huella de San Isidro en Madrid

 

Resulta de lo más interesante, dentro de la historia medieval de Madrid, estudiar la figura de nuestro patrón, San Isidro, personaje de lo más castizo. En esta visita os hablaremos de Isidro Merlo, que así se llamaba el santo. Nació en el siglo XI y vivió en las inmediaciones de la Plaza de la Paja, donde estuvo al servicio de los Vargas, para quienes desempeñó labores de labriego y de pocero. Se casó con una humilde campesina llamada María, quien se convertiría en Santa María de la Cabeza.

 

Entre los milagros que se la atribuyen, destacaremos el del manantial de agua o el del pozo

 

El caso es que hay mucho que decir sobre San Isidro y la época en la que vivió en nuestra ciudad. Así que, tras una reflexión inicial acerca de su persona, viajaremos en el tiempo por nuestra ciudad, en busca de sus huellas.

 

La Calle del Águila, la de las Aguas, la Real Colegiata de San Isidro, las cuadras del santo y la Catedral de la Almudena nos esperan.


El Madrid de las tabernas

 

¿Sabías que en Madrid ya había tabernas en la Edad Media? ¿Y que no cerraban sus puertas hasta las dos de la mañana? ¿O que los personajes habituales de estos establecimientos eran, en su mayor parte, prostitutas, ladrones y trasnochadores varios?

 

Pues si además de todas las respuestas a estas preguntas, quieres saber lo que es un chigre o un “meatilas”, te proponemos que vengas con nosotros a pasear por las calles de Madrid, en esta ruta en la que, además de descubrirte su historia, presentarte sus tabernas más antiguas y contarte sus particulares historias, haremos por la vida probando tapas y sus correspondientes “bajativos”.


 

Leyendas de Fantasmas y de Casas Encantadas de Madrid

En Madrid hay fantasmas. Sucesos inexplicables, algunos de lo más romántico y legendario, nos hablan de ellos en las mismas calles que nosotros pisamos día tras día. Te invitamos a conocer las historias de fantasmas y de casas encantadas más truculentas, divertidas e interesantes de nuestra ciudad. Los fantasmas pasean por Madrid y están deseando hablarnos de su historia. ¿Los acompañamos?


Leyendas de fantasmas y de casas encantadas de Madrid (2ª parte)

 

Te animamos a que nos acompañes en este recorrido si lo que quieres es hacer una inmersión muy distinta en nuestra historia.

 

Te desvelaremos interesantes secretos de la sede del antiguo Tribunal de la Inquisición, de la Plaza de Oriente, de la Calle del Sacramento, de Puerta Cerrada y de la antigua Cárcel de la Villa, de la Iglesia de Santa Cruz, de la Plaza de Tirso de Molina, de la Calle de la Cabeza o del Centro de Arte Reina Sofía

 

NO ES NECESARIO HABER HECHO, CON ANTERIORIDAD, LA 1ª PARTE DE ESTE RECORRIDO,

YA QUE SON INDEPENDIENTES Y LAS HISTORIAS QUE OS CONTAREMOS NO SON CORRELATIVAS.


La huella de la Inquisición en Madrid (2ª parte)

 

Ha llegado el momento de seguir explorando el Madrid de la Inquisición. Nuestros pasos nos conducirán al lugar donde tres herejes sufrieron tormento y al escenario de un Auto de Fe en el que se condenó a once reos. También os mostraremos dónde vivía el primer ejecutado en la Plaza Mayor de Madrid y os relataremos el espeluznante caso de unas monjas poseídas por el diablo.

 

Os contaremos lo que era un sambenito y os mostraros uno de los lugares de emplazamiento de las hogueras de la Inquisición.

 

NO ES NECESARIO HABER HECHO, CON ANTERIORIDAD, LA 1ª PARTE DE ESTE RECORRIDO.


Lo más macabro y anecdótico de nuestra historia

En este recorrido te presentaremos las anécdotas más  macabras, sorprendentes y curiosas de nuestra ciudad, como la que conecta a Capas Seseña con la Cibeles.

 

Entre otras cosas, hablaremos de Pedro Muñoz Seca, quien se atrevió a tomar el pelo al pelotón que iba a fusilarlo, de los tiempos en que los epitafios debían ser aprobados por el Obispado o de la calle en la que se fabricaba un eficaz producto de limpieza con la ceniza obtenida de la combustión de los cuerpos humanos en las hogueras de la Inquisición.


Crímenes, amores y

recetas de cocina

Hubo una vez un adinerado galán, frecuentador de la noche madrileña, que allá por 1957 escondía un macabro secreto. Confiaba tanto en su posición que cometió un grave error. Una mañana de verano cogió su traje, todo cubierto de sangre de las víctimas que acababa de asesinar a sangre fría, y lo llevó a una tintorería de la Calle Orense. Allí no se creyeron que semejante sangría procediera de una trifulca, como nuestro protagonista les dijo. Les faltó tiempo para llamar a la policíaSeguro que ya sabéis que os estamos hablando de Jarabo, quien pasaría a mejor vida sentado en el garrote vil. Eso sí; un hombre de su nivel social no podía hacerlo sino vestido de manera elegante y oliendo a colonia cara. ¡Qué chulería!

 

¡Y qué decir de los amores de la infanta Isabel, más conocida como la chata! La casaron con un auténtico gafePor cierto, ¿conoces las famosas “judías a lo tío Lucas”

 

Anímate a acompañarnos en este poco usual recorrido por nuestra historia, en el que nos adentraremos en el Retiro y sus alrededores, en busca de los crímenes históricos que más impacto causaron en la sociedad, de los amores más sonados y de las recetas de cocina más conectadas con el devenir de lo sucedido en otros tiempos.


Un paseo histórico por

el Retiro 

Nuestro Parque del Retiro es uno de los lugares más emblemáticos y característicos de Madrid. Ha llegado el momento de acercarnos a sus orígenes y de desvelar sus secretos

 

Os hablaremos, por ejemplo, de que Isabel II quiso que se colocasen puestos en los que servir bebidas. También os mostraremos dónde se emplazaba la Real Fábrica de Porcelanas del Buen Retiro y os diremos con qué fin se creó el Palacio de Cristal. Y el de Velázquez. No dejaremos de hablaros del famoso estanque, en el que, en 1907, llegó a tener lugar la botadura de un barco a vapor


Un paseo histórico por

la Casa de Campo 

Como si hiciésemos un viaje en el tiempo y diésemos un paseo de la mano de quienes la habitaron o recorrieron, haremos una inmersión en la Casa de Campo. En ella, os hablaremos de sus construcciones ya desaparecidas, como cenadores, casas de labor, fuentes, puentes, una iglesia y hasta un cementerio. También del momento en el que fue abierta al público y de cuando fue una finca que sirvió, entre otras cosas, como reserva de caza de los reyes.  

 

Así que, si te animas a sumergirte en este parque urbano de más de 1.700 hectáreas y declarado Bien de Interés Cultural en 2010, allí te esperamos para descubrirte este gran pulmón que tenemos en Madrid. 


Goya en Madrid

 

Francisco de Goya y Lucientes es uno de los pintores españoles más completos, con sus abruptos contrastes y sus repetidas rupturasAfortunadamente para los que admiramos su arte, pintó muchísimo y pasó por períodos de auténtica fiebre creadora.

 

Muchas de sus pinturas están repartidas por Madrid y es por eso que hemos decidido añadir esta actividad en la que os presentaremos la vida del pintor y en la que os hablaremos de las claves para interpretar sus obras. Te animas a acompañarnos mientras recorremos los pasos que ha seguido la obra de Goya en Madrid? Visitaremos la Ermita de San Antonio de la Florida y la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando 

 

¿Quieres saber quién era “la Tirana”? O ¿por qué Goya retrató a Manuel Godoy, con esa postura tan característica, tras ganar la "Batalla de las naranjas"? Si es así, no dejes de acompañarnos en esta actividad. 


El paisaje de la luz

 

¡La UNESCO ha añadido Madrid a su lista de Patrimonio Mundial!

 

Los dos valores que nuestra ciudad contiene, a juicio de esta importante institución, es su excepcionalidad y singularidad. Y estas características están más que presentes en nuestro Paseo del Prado, desde su comienzo hasta la Fuente de Cibeles, en el Parque del Retiro y en el Barrio de los Jerónimos.

 

Si te animas a recorrer la zona con nosotros, estamos seguros de que descubrirás muchas cosas. Por ejemplo, que este eje proyectado por los Borbones supuso una auténtica revolución urbanística, ya que fueron capaces de unir al urbanismo los valores de la Ilustración


El Madrid del ¡No pasarán!

 

En este recorrido os hablaremos de los mil días en que nuestra ciudad estuvo sitiada y asediada. Mil días en que Madrid hubo de adaptarse a su nueva situación. Poco a poco, los madrileños fueron adoptando nuevas costumbres, como correr por las calles y bajar a los refugios para guarecerse de las bombas, como fumar cáscaras de patata o como hacer largas colas para recoger la ración correspondiente de lentejas.

 

Pero a pesar de todo, o quizá por ello, los madrileños resistieron con fuerza e incluso con sentido del humor. Si no, ¿cómo se explica que un grupo de milicianos se llamase a sí mismo Los feos de Pinto? ¿O que una empresa utilizase la siguiente frase publicitaria: “CON LADILLINE, LAS LADILLAS ¡NO PASARÁN!”.

 

Por cierto; ¿sabíais que en los primeros días, la guerra se vivió en la capital como si fuera una fiesta popular? ¿Y que los milicianos volvían a dormir a sus casas, tras luchar en el frente? ¿Y que los madrileños salían, a veces, del teatro entre bombardeos? ¿A que tampoco habíais reparado en que, con casi todos los hombres en las trincheras, fueron las mujeres las que, al final, hicieron posible que la ciudad siguiera en pie? 


Un viaje en el tiempo a través de la pintura

(Una inmersión en el Museo del Prado)

 

 Mirar el arte nos enseña a ver la vida de otra manera. Por ello, queremos proponeros que emprendáis con nosotros un viaje en el tiempo a través de la pintura del Museo del Prado.

 

Nuestro periplo comenzará en la localidad de Maderuelo. Desde allí nos sumergiremos en la Edad Media, gracias al arte románico. Casi dos horas, nos colocaremos enfrente de la mujer saliendo del baño que inmortalizó Rosales en el siglo XIXEn nuestro recorrido viajaremos a la Ferrara renacentista y también a Venecia, de la mano de Tiziano. En un momento determinado regresaremos a Madrid, donde presentaremos nuestros respetos a los Austrias, que nos observarán con gesto severo, cargados de lejanía y de posición de dominio. ¡Menos mal que Velázquez nos servirá como afable embajador de la corte Felipe IV, al que también iremos a hacer una reverencia! No dejaremos de saludar al maestro Goya, que nos introducirá en la preciada intimidad de su casa de la Quinta del SordoY ya que con Goya hemos alcanzado el siglo XIX, daremos un paseo por los salones burgueses que pintaron los Madrazo

 

Estamos seguros de que este recorrido, que para nosotros es mágico, os va a encantar.

En él os enseñaremos que, si os rodeáis de belleza y de arte, la fealdad del mundo jamás llegará a abrasaros el corazón.


Explora Maravillas

 

En esta ocasión queremos mostraros este vecindario tan castizo al que los madrileños solemos llamar Malasaña. Aquí sucedieron muchas cosas importantes de nuestra historia, como el levantamiento del 2 de mayo de 1808 frente a los franceses. Y fue aquí donde la movida madrileña de los ochenta campó a sus anchas. 

 

Os hablaremos de los orígenes de la calle Fuencarral, con su truculento crimen, del lugar donde vivieron Simón Bolívar y Cánovas del Castillo, de la iglesia de San Antonio de los Alemanes, del Humilladero de la calle Fuencarral, de la calle de la Farmacia, de la Bodega Ardosa y del lugar de residencia de Mengs. Seguiremos con las historias del Tribunal de Cuentas y del Hospicio.


El Madrid de Mariano Benlliure

 

En el Antiguo Egipto, la palabra escultor quería decir “el que da la vida”. Pocos artistas fueron capaces de dar tanta vida a través de las estatuas como Mariano Benlliure. Sus piezas se reparten por las calles de Madrid, dándonos la impresión de que llegó a ser capaz de pintar con el cincel. Tal es el realismo de sus obras.

 

 

Así que hoy te mostraremos el Madrid de Benlliure. En nuestro recorrido te presentaremos la época de la Restauración borbónica, en la cual se vive una fiebre escultórica sin precedentes. Y es que, en tal contexto histórico, marcado por la estabilidad política e institucional, se hacía necesario llevar a la práctica una campaña propagandística que incluyese muestras tan bellas como estatuas que glorificasen el amor patrio, así como el ensalzamiento de ciertos personajes de nuestra historia. 


Los secretos de las Vistillas

Empezaremos nuestro recorrido mostrándote la Real Basílica de San Francisco el Grande, uno de los mejores edificios del Madrid del siglo XVIII. Único por su historia, su inigualable cúpula, por su planta fuera de lo común o por su magnífica colección de pintura y de escultura.

 

Nuestra siguiente será al hospital más antiguo de Madrid: el de la Venerable Orden Tercera de San FranciscoFundado en el siglo XVII, cuenta con un auténtico tesoro pictórico, decorativo y escultórico. Pero aún quedan sorpresas, ya que os hablaremos del Laboratorio Municipal, establecido en Madrid en 1902Nuestro recorrido finalizará en la última residencia del pintor Zuloaga, donde murió en 1945. 


Los Jardines de Sabatini y su entorno

 

En una terraza colgada sobre el Campo del Moro se extienden los preciosos Jardines de Sabatini. Quizá no sepas que Sabatini no tuvo nada que ver en su diseño. Pero todo esto te lo aclararemos el día de nuestra visita.

 

Pasearemos por este maravilloso entorno, mientras contemplamos la fachada norte del Palacio Real, con la Calle Bailén a un lado y la Cuesta de San Vicente al otro. El estilo Neoclásico dejó su huella no sólo en las trazas del Palacio Real, sino también en los jardines, que cuentan con tres terrazas, en las que se reparten parterres, una gran lámina de agua con surtidores, fuentes, estatuas y hasta un bosque de pinos. Pero eso no es todo, ya que el entorno de los Jardines de Sabatini está repleto de cosas interesantes que os iremos contando a lo largo de nuestro recorrido. 


 

Las sorpresas del

Parque de la Fuente del Berro

 

Quizá por lo poco idílico que resulta estar enmarcado por la M-30, sea el Parque de la Fuente del Berro uno de los lugares de esparcimiento menos conocidos de Madrid. Y, precisamente por el desconocimiento generalizado que hay sobre el mismo, nos planteamos esta visita.

 

Todo empezó por lo saludables que resultaban las aguas del manantial que hoy bautiza al parque y que en un principio estuvo vinculado a la Casa Real. Ésta disfrutó en su mesa durante siglos de tan preciado elemento. De hecho, Mariana de Austria no quería oír nada de otras aguas que no fueran las de la Fuente del Berro.

 

El Parque de la Fuente del Berro fue abierto al público en 1953. Desde entonces, ha experimentado distintas transformaciones. Quizá algún día recupere su importancia histórica, como lugar madrileño dotado de fuentes de la salud, como en su día lo fueron el Parque del Retiro o el del Oeste. Pero seguiremos contándoos cosas el día del recorrido. 


La huella del Tercer Reich en Madrid

 

Durante nuestro recorrido, meramente histórico y lleno de sorpresas, conoceremos algunos de los lugares que tuvieron presencia nazi en Madrid entre 1939 y 1945. Os mostraremos dónde se ubicaban la oficina de la Gestapo, el Instituto de Cultura Alemán y el organismo económico nazi.

 

También os hablaremos de algunos de sus protagonistas que pasearon por nuestras calles, como Joseph Goebbles, Heinrich Himmler (aquí lo tenéis, en la Plaza de Toros de Las Ventas) o Paul Winzer, máximo responsable de la Gestapo en la capital madrileña.

 

Por otro lado, no dejaremos atrás a los protagonistas de la resistencia antinazi. Os mostraremos dónde estuvo la residencia del embajador inglés y el lugar exacto que ocupó la primera embajada de los EE.UU en Madrid. También os hablaremos de Embassy, el lujoso salón de té que se convirtió en punto de encuentro de los servicios de inteligencia de países contrarios a los nazis. 


La huella de Lorca en Madrid

 

Alfonso doce de plata

 

rueda en la moneda blanca

 

de corcho y hoja de lata,

 

mi cuerno de la abundancia.

 

Me gasté en el bar del Palace

 

¡mis monedillas de agua!

 

Estos versos hacen referencia al sablazo que un joven Lorca, en compañía de Buñuel y de Dalí, quiso dar al dramaturgo Claudio de la Torre. Los jóvenes, que se habían conocido en la Residencia de Estudiantes, pasaban con frecuencia la tarde en el bar del Hotel Palace, donde gastaban un dinero que no tenían. Un día, viendo que ya no les quedaba nada en los bolsillos y que Buñuel tenía que viajar a Zaragoza, decidieron pedir al camarero un pedazo de papel, en el que poder encomendarse a la generosidad del mencionado dramaturgo, que era amigo suyo. Y Lorca lo hizo en forma de verso.

 

Lorca experimenta un estallido de creatividad en los años que pasa en Madrid. De todo ello, además de anécdotas como la que acabáis de leer, os hablaremos en esta visita. Tras encontrarnos en el número 96 de la Calle de Alcalá (última vivienda de Lorca en Madrid), donde haremos una introducción, nos desplazaremos en Metro hasta la Residencia de Estudiantes, que visitaremos.


Iglesias desconocidas de Madrid

 

Algunos barrios de Madrid cuentan con auténticos tesoros escondidos que, seguramente, aún no habéis descubierto. Así, vecindarios como Carabanchel o Vallecas albergan iglesias importantes y sorprendentes. Tal es el caso de Santa María de la Antigua, situada en Carabanchel. Se trata de un templo románico-mudéjar, alzado en el siglo XIII y declarado bien de interés cultural. Por lo que parece, San Isidro venía a rezar a este lugar y aquí protagonizó dos de sus milagros: el del lobo y el de la hogaza de pan. Antes de salir del barrio de Carabanchel, os mostraremos la histórica Colonia de la Prensa, construida en el siglo XX como primera colonia vacacional para periodistas de toda España. Ya veréis qué sorpresa os lleváis.

 

Nos desplazaremos en Metro al Pueblo de Vallecas, donde nos estará esperando la iglesia de San Pedro Ad Víncula, diseñada por Juan de Herrera en 1600. El gran Ventura Rodríguez le añadió una torre que hoy se alza majestuosa. Su interior cuenta con un precioso lienzo de Francisco de Rizzi, pintor de la corte de Carlos II. Aquí fue bautizado Juan de Malasaña, héroe de la lucha frente a los franceses.

 

¡Anímate y ven con nosotros! Que hay que conocer los distintos barrios de Madrid e ir más allá de la calle Mayor y de la Gran Vía. 


Parque del oeste... paso a paso

 

En 1875, surge la idea de dotar a Madrid de un parque situado al oeste. Se trataba de higienizar el espacio urbano y de incrementar las zonas verdes en nuestra villa. Había que atajar la insalubridad que aún reinaba en gran parte de las viviendas y en otros espacios madrileños. La burguesía del momento pensaba que las clases trabajadoras serían más útiles para sus planes de crecimiento económico cuanto más atendidos estuviesen. Por ello, se pusieron en marcha con la construcción de un nuevo parque urbano, donde las clases menos favorecidas pudieran pasear y disfrutar del aire y del sol que no tenían en los pobres habitáculos donde se hacinaban. 

 

Pero seguiremos contándoos cosas el día del recorrido. Pasearemos por el Parque del Oeste y os descubriremos muchas cosas interesantes del mismo. Con sus monumentos, sus fuentes, sus restos de la Guerra Civil, sus espacios reservados para avistar aves o su cuidada arquitectura paisajística, nuestro madrileño Parque del Oeste merece que le dediquemos tiempo y espacio en nuestras vidas cotidianas. 


Curiosidades de la Gran Vía

(incluye visita al Centro Cultural de los Ejércitos - Casino Militar)

 

La Gran Vía es una de las vías más emblemáticas de la capital. Sus obras comenzaron en 1910, por impulso de Alfonso XIII, quien se había tomado muy en serio transformar Madrid en una auténtica metrópolis europea, al mismo tiempo que contribuía a su embellecimiento. Las obras fueron inauguradas por el propio monarca, que cogió una piqueta y se lió a dar golpecitos en una pared que había que derribar. Nadie sabía entonces que nuestra Gran Vía iba a ser la primera calle de la villa y corte en contar con aire acondicionado en uno de sus edificios. Corría el año 1933 y el elegido sería uno de sus buques insignia: el Edificio Carrión

 

Pero nuestra anécdota favorita es ésta: un frío día de enero de 1928, un toro se escapó cuando lo estaban trasladando y, por unos instantes, sembró el terror en la Gran Vía. Hasta que el torero Diego Mazquirán, que en ese momento estaba dándose un paseo por allí, puso orden, a golpe de capote. Y es que el diestro “Fortuna”, como se conocía al matador, se dispuso a lidiar a aquel morlaco. A falta de espada para rematar la faena, ¿sabéis qué arma utilizó? ¡Pues un sable que alguien sacó del “Centro Cultural de los Ejércitos”! Y ahí precisamente queríamos llegar, ya que finalizaremos nuestro recorrido con una visita al interior de este precioso edificio.  


Arquitectura industrial en Madrid (incluye visita al Museo del Ferrocarril)

 

En el siglo XIX y a principios del XX, Madrid luchaba por dejar de ser el poblachón manchego del que habló Mesonero Romanos, para convertirse en una moderna metrópolis europea. Es entonces cuando nuestra ciudad empieza a industrializarse. En este momento se construyen edificios industriales de una calidad y de una belleza tal que de ninguna forma pueden dejar de ser considerados artísticos. Así, fábricas como la de Tabacos, en la calle Embajadores, mercados, como el de pescado, en la Puerta de Toledo, o estaciones de ferrocarril, que facilitaban el transporte de la mercancía, empiezan a estar presentes en la escena matritense. 

 

Así que hoy os hablaremos de industria, mientras recorremos el barrio en el que ésta se fue asentando: Arganzuela. Se trata del antiguo ensanche sur, auténtico laboratorio de transformación industrial o sala de máquinas de la gran ciudad. Sea como fuere, Arganzuela dejó de ser una zona deprimida para convertirse en una auténtica zona de oportunidadesPara rematar nuestro recorrido, haremos una visita al Museo del Ferrocarril, magnífico ejemplo de estación de tren urbana en el siglo XIX.


Palacio de Fomento

(Ministerio de Agricultura)

 

Quizá, paseando por las cercanías de la Estación de Atocha, te hayas fijado en el precioso edificio que aquí te presentamos. Se trata del antiguo Ministerio de Agricultura y hoy forma parte del de Fomento. Es uno de los mejores ejemplos del estilo ecléctico en Madrid.

 

Aparte de la visita al interior del palacio, aprovecharemos para hacer una reflexión sobre el Madrid de los Borbones y para recordar las aportaciones que la dinastía borbónica hace a la ciudad de Madrid. Pero seguiremos hablando de todo ello el día de nuestra visita.  


El Madrid de "La Colmena"

 

Te animamos a que nos acompañes a dar un paseo por algunos de los escenarios donde transcurrió la novela de Camilo José Cela titulada la ColmenaNo es necesario que la hayas leído, pero si lo has hecho, mejor, ya que así podrás verte involucrado en la historia y acompañado por los personajes.

 

En nuestro recorrido, pasearemos por algunas de las calles que sirvieron de escenario a esta obra de nuestro Premio Nobel. Descubriremos, por ejemplo, el lugar donde se emplazaba el café que la inspiró. Hablaremos de sus personajes, leeremos fragmentos y os contaremos acontecimientos históricos que acaecieron en ese Madrid. Hemos escogido los siguientes enclaves: Glorieta de Bilbao, con una interesante sorpresa incluida, Metro de Bilbao, Cine Bilbao, Calle Fuencarral (¿Habéis oído hablar del aterrador suceso que fue titulado “El crimen de la calle Fuencarral”? Pues… os lo contaremos, con pelos y señales), Calle San Bernardo, Gran Vía, Calle de la Cruz, Carrera de San Jerónimo, Calle del Prado.


Explora el Madrid subterráneo

 

En esta ocasión, nos disponemos a develar algunos de los secretos mejor guardados de nuestra ciudad. Así, te proponemos que nos acompañes en una ruta algo especial, ya que, en esta ocasión, se trata de que exploremos juntos el Madrid subterráneo. Sí; has oído bien.

 

Fíjate en todo lo que visitaremos: la estación de Metro de Chamberí y su centro de interpretación, los restos de la Iglesia del Buen Suceso, bajo la estación de Cercanías de Sol, la antigua Fuente de los Caños del Peral, escondida junto al Metro de Ópera y una de nuestras atalayas islámicas medievales, oculta bajo la Plaza de Oriente. Así que, si queréis acompañarnos, os hablaremos de ese Madrid oculto y poco visitado. Y ya sabéis; de Madrid… al subsuelo, con un agujerito para verlo (con unas gafas de Ulloa Óptico, si hace falta). 


Madrid, 1912

 

Esta vez, te proponemos una forma especial de recorrer Madrid: viajando en el tiempo. Sí; has leído bien. Y es que nos planteamos llevarte de la mano por ese Madrid de 1912, en el que pasaron tantas cosas y en el que se comentaron tantas otras de las que sucedían lejos. Entre ellas, destacaremos: la muerte de Menéndez Pelayo, el asesinato de Canalejas, el hundimiento del Titanic, el peculiar eclipse anular-total, el abandono de la alcaldía de Madrid por parte de Francos Rodríguez, el crimen de las cabelleras rubias, el fracaso de la aventura de Scott en la Antártida y la construcción del Hotel Palace de Madrid. Queremos hablarte de ese Madrid del eclecticismo, que la nueva burguesía recorría con orgullo y firmeza.



Madrid medieval

Nuestra ciudad fue en otros tiempos un lugar muy adecuado para el asentamiento de una población de vida agrícola, dado que estaba al cobijo de los vientos, era fértil y rica en agua. No obstante, no es hasta el siglo IX cuando se produce este asentamiento definitivo y es de la mano del emir árabe de Córdoba, Muhammad I, quien fue el auténtico fundador de Madrid.

  

A finales del siglo XI, entre 1083 y 1086, Alfonso VI entra con sus tropas en Madrid, incorporando la villa al territorio cristiano. Poco a poco van llegando los castellanos, que se van asentando definitivamente. Así, se van construyendo parroquias y la ciudad se amplía. En este período, las transformaciones del Madrid cristiano se llevan a cabo dentro de un entramado árabe, lo que resulta en un híbrido urbano entre las dos culturas, lo que justifica que Madrid se haya llamado “ciudad mudéjar”.



Museo de los orígenes y

recorrido por el Madrid medieval  

 

Madrid es una ciudad sorprendente. ¿Sabías que los animales prehistóricos se paseaban a sus anchas por lo que hoy son las calles que recorremos? ¿Y de dónde viene el nombre de la estación de Metro de Vía Carpetana? ¿A que nunca has visto la cenefa original que adornaba la parte superior del Alcázar de los Austrias?  

 

No te preocupes, ya que te hablaremos de todo ello en un marco inmejorable: el Museo de los Orígenes, donde moró el mismísimo San Isidro Labrador. Para seguir empapándonos de nuestra historia, también haremos un recorrido, mágico y sorprendente, por el Madrid medieval. 


Madrid de los Austrias

(Cuando Madrid se convierte en capital imperial)

 

Ya es hora de os contemos en qué momento Madrid se convierte en capital. 

 

Juntos, daremos una vueltecita por los doscientos años en que los Austrias ocupan nuestro trono. En ellos hubo casi de todo: esplendor, ruina, elegancia, sordidez, crímenes e intrigas palaciegas. Y hasta unos asuntillos que podrían haber ocupado muchas portadas en la prensa del corazón, si es que ésta hubiera existido en los siglos XVI o XVII.

 

En este viaje por el tiempo tendremos ocasión de hallar viejos amigos, diseminados por edificios, rincones, esquinas o plazuelas. ¿Quién sabe si el mismísimo conde duque de Olivares, mostrándonos con orgullo su opulenta humanidad, nos estará esperando en alguna esquina? O quizá sea la princesa de Éboli, la tuerta más famosa de toda la Historia, quien nos saldrá al paso, con la intención de contarnos los secretos de su detención y cautiverio. Seguro que algún alguacil sigue nuestros pasos. O que algún vehículo de tracción animal se cruza de repente en nuestro camino. A lo mejor algún vecino nos pondrá perdidos tras avisarnos de la que se nos viene encima al grito de “¡Agua va!”. Para que luego no digan que no avisan…

 

Veremos cosas y gentes que ya no existen, pero siguen vivas entre nosotros. Si lo que quieres es escuchar sus historias y que te expliquemos cómo se transforma Madrid, tras convertirse en una flamante capital imperial, éste es tu recorrido.

 

Ven con nosotros y te abriremos las puertas del pasado. 


La ruta de los monasterios urbanos + cocido de fraternidad

 

Para la reina hay Descalzas

y para el Rey hay tutor,

si no se muda el gobierno

desterrando al confesor

 

Los se refieren al Monasterio de las Descalzas Reales, que visitaremos. Sirvió de residencia a Carlos V y en él nació su hija Juana, fundadora del convento en 1557. Quizá sea éste uno de los enclaves en cuyo interior es más fácil olvidarse de que se está en el centro de Madrid. Las monjas que en él habitan siguen manteniendo sus horarios y quehaceres. 

 

Nuestro siguiente destino será el Convento del Corpus Christi, o de Carboneras. Su nombre procede de un hallazgo casual que tuvo lugar en una carbonería: un lienzo en el que aparecía la cara de la Virgen María. Fue llevado al convento para su veneración y, a partir de entonces, aquel fue el convento las carbonerasPara rematar el día, terminaremos comiendo un cocido madrileño completo en una taberna tradicional: “La casa de las torrijas”.



Un homenaje al teatro (incluye visita al interior del Teatro Español)

 

Nuestro Teatro Español, antiguamente Teatro del Príncipe, está rodeado de historia. Se fundó en 1565, como corral de comedias, tras ser autorizado por Felipe II. El monarca dictó orden de que la recaudación fuese entonces entregada a Cofradía religiosa de la Sagrada Pasión. Así que teatro e iglesia caminaron de la mano en los corrales de comedias. Pero preferimos contarte más curiosidades del Teatro Español y de la zona que lo rodea el día en que lo visitemos. También haremos un recorrido por la zona, centrado en el teatro. 


Madrid de los Borbones

(Cuando la elegancia llega al trono)

 

Hoy queremos que os enteréis de la forma en que los Borbones llegan a nuestro trono y de la manera en que van transformando Madrid. Como los Austrias eran de quedarse en casa y se casaban entre ellos para ir anexionando territorios al imperio… las cosas les fueron fatal.  Y el pobre Carlos II, víctima de tanta endogamia, no fue capaz de engendrar descendencia.

 

Pero como la vida sigue, todos miraron entonces a un joven de gusto exquisito en el vestir. Usaba pelucas, zapatos de tacón y polvos de arroz en la cara. Quizá se pintara incluso algún lunar con el que dar un toque sexy a su estampa. Esta era la moda que se estilaba en 1700 en la Corte de Versalles, que es donde nuestro hombre había nacido. 

 

Total, que no sabemos lo que le dijeron a Felipe d’Anjou, que es a quien acabamos de referimos, pero le convencieron para que aceptara nuestra corona y reinara en nuestro país como Felipe V. A partir de ese momento, comienza una nueva etapa de nuestra historia. Los Borbones llegan con pelucones, casacas de seda en atrevidos colores y un gusto desmedido por lo refinado. Serán los responsables de que se abran calles rectas y anchas con las que conceder un aire de grandeza y majestad a la Villa y Corte. Falta le hacía; seamos sinceros… 

 

Pero no creáis que en la historia de los Borbones sólo hubo elegancia y un nuevo trazado para nuestra ciudad. También hubo intrigas y hasta asuntos tan raros como el hecho de que unas almorranas estuvieron a punto de generar un conflicto diplomático.

 

Y eso os contamos… por el momento. Si os apuntáis a este garbeo histórico, prometemos hablaros de muchas más cosas. 


Una aristocrática inmersión en el Palacio de Fernán-Núñez

 

Este majestuoso palacio, que se alza discreto en la Calle de Santa Isabel, nos acerca al Madrid dieciochesco y decimonónico. Construido como residencia de uno de los miembros del Consejo de Fernando VII, fue pasando de unos a otros hasta que, entre 1847 y 1849, María Francisca de Asís, marquesa de Fernán-Núñez lo transforma y le da el aspecto romántico que hoy luce. No falta ningún elemento que lo dote de lujo y exclusividad: alfombras de la Real Fábrica de Tapices, lámparas de cristal de Murano o sedas y colgaduras de la más alta calidad. Entre sus estancias, destacan el Salón de Baile, el Salón Isabelino o el Comedor de Gala.

 

La familia propietaria lo venderá a la Compañía Ferrocarriles del Oeste en 1941. Hoy día es la sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles. Pero no sólo visitaremos este palacio. También os contaremos curiosidades e historias de la zona que lo rodea.


Interiores del Madrid de los Borbones

(Palacio de Santoña)

 

     Este palacio, situado entre las calles Huertas y Príncipe, forma parte de la escena madrileña desde el siglo XVI. No obstante, fue ampliado y reformado en profundidad en el siglo XVIII. Entonces, el afamado arquitecto Pedro de Ribera aportó su especial toque barroco, notable, sobre todo, en la puerta, que podría considerarse su auténtica firma en piedra. Y es que su propietario en aquel momento, Juan Francisco de Goyeneche, marqués de Ugena, decidió invertir parte de su fortuna en la rehabilitación de su residencia, sin escatimar gastos. Imaginamos que, como banquero que era de Felipe V y de Isabel de Farnesio, no tuvo ningún problema económico para encargar la construcción de una de las residencias más elegantes del Madrid la época.  

 

El inmueble quedó en manos de la familia Goyeneche hasta 1874. En ese año, el duque de Santoña, don Juan Manuel de Manzanedo, comprará el inmueble y le dará el nombre por el cual lo conocemos hoy día. En el siglo XX, el palacio de Saldaña sirvió de residencia al político José Canalejas, que hoy descansa en el Panteón de Hombres Ilustres


Interiores del Madrid 

de los Borbones

(Museo de Antropología)

 

Queremos mostraros el Museo de Antropología, al mismo tiempo que os contamos su historia. No dejaremos de hablaros de su fundador: el Dr. Pedro González Velasco, que vivió en Madrid durante el siglo XIX. Enérgico y de gran tesón, pasó su vida volcado en el trabajo. Había nacido en Segovia, en el seno de una humilde familia de labradores y, buscando un porvenir mejor, emigró a Madrid. Acabó siendo Catedrático de Universidad. Sus clases, abarrotadas de estudiantes deseosos de aprender, se impartían en el antiguo Hospital Clínico de San Carlos, hoy Centro de Arte Reina Sofía

 

Nuestro hombre siempre estuvo muy comprometido con la sociedad y con la educación, por lo que no dudaba en gastar gran parte de su sueldo en viajes a lugares lejanos, donde adquiría conocimientos, además de piezas etnográficas y antropológicasSoñaba con llegar a fundar algún día un museo, que pondría al servicio de la ciudadanía. En él, se exhibirían los hallazgos realizados y los objetos recolectados por él mismo. Comienza así, en 1873, la construcción de un edificio en el que pretendía dar cabida a su museo. El estilo elegido fue el neoclásico y la fachada del museo es lujosa y monumental. Será inaugurado un veintinueve de abril de 1875, como Museo Anatómico, por el mismísimo Alfonso XIII. Pronto pasaría a denominarse Museo Antropológico. Por lo que parece, el rey pidió entonces a Velasco que le dijese cuál era su mayor deseo. Sin dudar ni un instante, el galeno respondió: “¡Que me concedan cadáveres para enseñar a los vivos!”


Un acercamiento al Tribunal Supremo y a su entorno

 

Es posible que la Plaza de la Villa de París sea uno de los rincones más evocadores de Madrid. Quizá, si has paseado por ella, hayas visto las magníficas estatuas dedicadas a Fernando VI y a su esposa portuguesa, Bárbara de Braganza. Muy cerca de ellas se alza un edificio majestuoso: el Tribunal Supremo, cuyo interior te vamos a mostrar. Quizá te preguntes qué tiene que ver la sede del Tribunal Supremo con estos monarcas. Pues mucho, ya que ocupa dependencias que formaron parte, en su día, del Palacio y Convento de las Salesas Reales, fundado por doña Bárbara en el siglo XVIII. Os contaremos las curiosidades y los acontecimientos que rodearon su construcción. Aparte de recorrer el interior del Tribunal Supremo, aprovecharemos para hacer una reflexión sobre el Madrid de Fernando VI y para recordar sus aportaciones a nuestra ciudad. 


Real Academia de Ingeniería (Palacio del marqués de Villafranca)

 

Hoy queremos llevarte con nosotros a visitar el palacio del Marqués de Villafranca, que sirve de sede a la Real Academia de IngenieríaEste majestuoso edificio fue la residencia de José Álvarez de Toledo y su esposa, María Teresa Cayetana de Silva y Álvarez de Toledo, la famosa, duquesa de Alba que tan bien retrató Goya. En su decoración decimonónica participó el gran Arturo Mélida Alinari.

 

La academia fue creada en 1994. En esta visita aprenderemos cómo es su forma de organización y, al mismo tiempo, os hablaremos de los primeros tiempos de las Reales Academias, fundadas por defensores del espíritu de la Ilustración.


Una interesante visita a la Real Academia de Ciencias

 

Hoy queremos presentarte la Real Academia de Ciencias. Fue en 1582, durante el reinado de Felipe II, cuando se creó la Academia de Matemáticas de Madrid, su antecedente. Surgió del ambiente creado por la convivencia de los cosmógrafos con los arquitectos e ingenieros civiles al servicio del monarca y también con destacados artilleros e ingenieros militares.

 

En la iniciativa pesó, por un lado, la preocupación existente en la España del último tercio del siglo XVI por fomentar la enseñanza de las matemáticas con vistas a sus aplicaciones de carácter pragmático, con vertientes tan distintas como el cálculo mercantil, la fundamentación de la cosmografía, la astrología y el arte de navegar, o el uso para problemas concretos del arte militar y la técnica de la construcciónPero mejor te hablamos de todo ello el día de nuestra visita; ¿te parece?


Palacio de Bermejillo

(sede del Defensor del Pueblo) 

 

Quizá, al pasar por la confluencia entre las calles de Fortuny y de Eduardo Dato, te hayas fijado en este precioso palacio de estilo neomudéjar. Fue construido entre 1913 y 1916 por orden del marqués de Bermejillo del Rey. Desde 1983 es sede del Defensor del Pueblo, tras haber pasado por distintas manos.

 

A finales del siglo XIX, este barrio estaba considerado como uno de los más aristocráticos de Madrid y, por ello, doña Julia Schmidtlein y García Reynals, que así se llamaba la marquesa, quiso fijar en él su residencia. Imaginó una vivienda con galerías, torres y motivos heráldicos. Al final, le puso hasta gárgolas. El interior no puede tener formas más caprichosas, debido al estuco, material empleado con gran profusión. La marquesa decoró su palacio con una impresionante colección de puertas, cerámicas y maderas. 


Panteón de Hombres Ilustres + chocolate con churros en el Ritz

 

Empezaremos el día visitando el Panteón de Hombres Ilustres, donde daremos un repaso a las biografías de los que allí descansan y donde haremos una reflexión sobre la mentalidad de la época en que vivieron, mientras disfrutamos de la belleza de las esculturas que adornan sus monumentos funerarios.

 

Tras ello, iremos al Hotel Ritz, donde el ambiente discreto y lujoso nos ayudará a ambientarnos en el Madrid de principios del siglo XX, momento en que se inauguró este precioso establecimiento hotelero. De él os contaremos historias interesantes y alguna que otra anécdota. 


Un sorprendente recorrido por el Real Observatorio Astronómico

 

Si, paseando por el Madrid de los Borbones, encaminas tus pasos hacia “El Retiro”, por la calle de Alfonso XII, es fácil que te sorprendas mirando hacia arriba. Y es que, sobre uno de nuestros cerros más castizos, el de San Blas, encontramos el “Real Observatorio Astronómico”, magnífico ejemplo de arquitectura neoclásica, así como de ligereza y belleza. Ha llegado el momento de visitarlo por dentro. 

 

Pero si quieres que te contemos más historias y anécdotas del Observatorio Astronómico, además de visitar su espacio interior, lo mejor es que nos acompañes. Te esperamos para comenzar con la visita.


Real Jardín Botánico + Ópera-brunch en el Hotel Palace

 

En esta ocasión, os proponemos una comida musical (Ópera Brunch – Buffet libre y buenísimo) en el Hotel Palace. La sirven bajo la famosa cúpula del hotel. Pero eso no será todo, ya que antes haremos una visita que nos encanta: el Real Jardín Botánico

 

Hay mucho que contar de este complejo, inaugurado por Carlos III en 1781. Para su creación se contó con los botánicos Gómez Ortega y Tadeo Lope, mientras que su construcción se encargó al arquitecto Sabatini. Y es que este rey se tomó muy en serio modernizar y embellecer la ciudad de Madrid. Los madrileños, pese al esfuerzo realizado, se quejaban de tener la ciudad patas arriba mientras se pavimentaban y comenzaban a iluminarse sus calles. Ante ello, Carlos III solía comentar: “Los madrileños son como los niños pequeños; lloran cuando les cambian los pañales”.


Mina y Museo Geominero

(Escuela de Ingenieros de Minas)

 

Madrid es una ciudad sorprendente y aún hay mucho por descubrir de su historia contemporánea. Podríamos contaros, por ejemplo, que un arquitecto llamado Ricardo Velázquez Bosco recibió varios encargos para irle lavando la cara a esa ciudad que luchaba por convertirse en flamante capital del Estado liberal. Así, de su mano, irían apareciendo el Palacio de Velázquez o el Palacio de Cristal, ambos situados en el Parque del Retiro, o el Palacio de Fomento. 

 

En esta visita nos centraremos en otra de sus obras: la Escuela de Minas. Su origen está en la Academia de Minas, creada en 1777 en Almadén, por impulso de Carlos III. Se traslado a Madrid en 1835. Ocho años más tarde contará con sede propia, en Ríos Rosas, 21. En esta visita os hablaremos de la sede de la Escuela de MinasVisitaremos su interior, donde podremos disfrutar de la recreación de una mina, de su museo geo-minero y de un interesante taller de minería. 


Hotel Ritz: entre bambalinas

 

En esta ocasión nos centraremos en el Hotel Ritz de Madrid, dedicándole un recorrido completo, en el que os acercaremos a su historia y en el que os daremos interesantes datos, además de contaros curiosas anécdotas.

 

Y es que nuestro Ritz está lleno de historia. Fue fundado a principios del siglo XX, por impulso del rey Alfonso XIII, quien quiso acercar la oferta hotelera de la capital a lo que ya era habitual en otras capitales de Europa. La realeza campó a sus anchas por este exquisito establecimiento y aquí se intercambiaron sustanciosos secretos de estado en la Primera Guerra Mundial, momento en que los espías aprovechaban la neutralidad española, mientras cruzaban miradas cómplices y bebían elegantes combinados. Tras contarte, entre otras cosas, que el Ritz fue Hospital de Sangre durante la Guerra Civil, haremos un recorrido por su interior, en el que visitaremos sus lugares más representativos. Hemos pedido autorización para ver una de sus habitaciones y nos lo han concedido, si se diese el caso de que no está lleno en el día de nuestra visita. Quizá, si está disponible, podamos ver la Suite Real. Para rematar, se nos ocurre una forma excelente de finalizar la tarde: una merienda servida en su “jardín de invierno”, que es como, en su día, se llamó al espacio que hoy ocupa su preciosa cafetería. ¿Qué os parece?

 


Lo que cuentan las estatuas

(visita al Palacio Real)

 

En esta ocasión, queremos presentarte el “Madrid de los Borbones” visitando uno de sus interiores más majestuosos: El Palacio Real. No sabemos si conocías el hecho de que se trata del palacio real más grande de Europa. Quizá tampoco conozcas que su origen está en el siglo IX, momento en que se funda nuestra ciudad. Su historia no está exenta de curiosidades ni tampoco de infortunios. Por eso, hemos decidido enseñártelo.

 

Pero esta visita no sólo consistirá en visitar el Palacio Real de Madrid. De hecho, nuestro punto de encuentro será la Plaza de Oriente, donde prestaremos especial atención a las estatuas que en este punto se alzan. Seguro que tienen mucho que contar, así que, antes de entrar en el Palacio, intentaremos saber más de ellas.


Una maravillosa ruta por el interior del Teatro Real

 

No sabemos si conocéis la historia del Teatro Real de Madrid. Por eso os proponemos que nos acompañéis en esta actividad. Aunque el proyecto de su construcción se promueve en época de Fernando VII, habrá que esperar a que su hija llegue al trono para que abra sus puertas. Así que nuestro Teatro Real es uno de los edificios del “Madrid isabelino”. Por cierto; ¿sabéis a quién se refería esta coplilla popular del siglo XIX: “Yo era siervo de Isabela, reina constitucional. Hoy ella es una emigrada y yo soy mi majestad”? Pues a la mismísima reina a la que nos hemos referido. Los agudos versos ponían de manifiesto un hecho sin precedentes: la monarquía quedaba abolida e Isabel marchaba al exilio. 

 

Antes de entrar en el edificio, os hablaremos de las circunstancias que rodearon su construcción. También tendremos ocasión de contaros la interesante historia del Teatro, donde personajes como Verdi estrenaron sus obras


Agua, azucarillos y chocolate con churros en el Ritz (incluye visita al Teatro de la Zarzuela)

 

El diez de octubre de 1856, día del cumpleaños de Isabel II, nuestro Teatro de la Zarzuela abría sus puertas, con el apoyo de personas como Barbieri o a Gaztambide apoyaron su inauguración. A partir de entonces, se convirtió en lugar de encuentro de la sociedad madrileña. 

 

Pese a que el edificio ha sufrido algunas modificaciones, es un marco excelente donde poder hablar del “Madrid isabelino”. Por cierto; ¿sabíais que a Isabel II la casaron con su primo, Francisco de Asís, que era homosexual? Cuando la joven reina recibió la noticia, se opuso horrorizada, exclamando: “¡Antes de casarme con Paquita abdicaré o me pegaré un tiro!”. Este particular no había escapado al ingenioso pueblo, que compuso una cruel coplilla, que decía: “Paquito natillas es de pasta flora y orina en cuclillas como una señora”. 

 

Pero os seguiremos comentando el siglo XIX, contándoos la historia del Teatro de la Zarzuela y hablándoos de las anécdotas de sus protagonistas el día de nuestro encuentro. Tras la visita, nos trasladaremos al maravilloso Hotel Ritz, para disfrutar de un chocolate con churros servido en su majestuoso interior. ¿Qué os parece? 


Madrid y sus otros museos: Museo de América

 

Quizá no hayas visitado aún nuestro interesante y desconocido Museo de América. Cuenta con más de 25.000 piezas que dan buena cuenta de la historia del continente americano. Parte de ellas proceden del Real Gabinete de Historia Natural, creado por Carlos III en 1771 en el edifico que hoy alberga al Museo del Prado. 

 

Su sede se alza en un emplazamiento privilegiado, rodeado de árboles, muy cercano a la Ciudad Universitaria. Dado que iba a acoger al museo, el edificio se proyectó neocolonial, con su interior organizado en torno a un patio interior ajardinado. Al más puro estilo de las misiones de ultramar. Tendremos el privilegio de ser guiados por este interesante lugar. ¡Te esperamos!


Hotel Wellington:

entre bambalinas

 

Hemos seleccionado el Hotel Wellington de Madrid, fundado en 1952, para mostraros su lado más íntimo (visitaremos sus exclusivos espacios interiores). Como se encuentra  en el corazón del Barrio de Salamanca, también os hablaremos del este proyecto de “Ensanche Este”. Fue la auténtica cabezonada del marqués de Salamanca, que se arruinó con ello, mientras creaba una de las zonas residenciales más elegantes y atractivas de nuestra capital.

 

Por cierto, ¿sabías que muy cerca del Wellington tuvo don José Gómez de la Serna el torreón donde creó su universo único? ¿O que Gene Kelly, Xavier Cugat, Graham Greene, Ernest Hemingway, Severo Ochoa, los duques de Wellington o el humorista Gila se hospedaron aquí? Pues ven con nosotros y te contaremos su interesante historia.   


Madrid y sus otros museos 

(incluye visita al Museo del Seguro)

 

Quizá no hayas oído hablar de este interesante espacio llamado “Museo del Seguro”, situado en la sede de la Fundación MapfreEn él, una amplia colección de piezas (aproximadamente, mil trescientas) relacionadas con la historia de la actividad aseguradora nos acercarán a este campo. Y es que el Museo del Seguro cuenta con objetos que proceden desde el siglo XVIII hasta nuestros días; placas antiguas que identificaban los edificios asegurados contra el riesgo de incendios por una determinada compañía, antiguas ordenanzas de seguros, pólizas, o carteles y folletos publicitarios. Tendremos el privilegio de ser guiados por este interesante lugar. Tanto si tienes algo que ver con la industria aseguradora como si no, te recomendamos que nos acompañes en esta inusual visita al corazón cultural más desconocido de Madrid


Madrid y sus otros museos (incluye visita al Museo del Escritor)

 

Cartas y otros objetos personales de Onetti, las pipas de Ramón Gómez de la Serna y de Julio Cortázar, la dedicatoria que Mario Benedetti escribe a mano a su amigo Juan (Onetti), el esbozo de un poema que anota en la hoja de un hotel o las gafas que olvidó en un restaurante madrileño. 

 

Todos estos objetos evocadores se encuentran en este espacio maravilloso, creado por los argentinos Raúl Manrique y Claudio Pérez. Amantes de todo lo que rodea a la literatura, se hicieron con más de 5.000 piezas, muchas de ellas expuestas hoy en su museo. Tendremos el privilegio de ser guiados por ellos a través de la magia de la literatura. Además, participaremos en el taller “Cómo se hacía un libro”, que desarrolla los conceptos básicos de la encuadernación artesanal y de impresión en una imprenta tipográfica. Podremos armar una frase con tipos de plomo por nosotros mismos e imprimirla. ¡Y llevarnos la impresión a casa! 


Leer la pintura: Goya

 

Visitaremos el Museo del Prado, centrándonos en la figura, la vida y la obra del magnífico Goya. Haremos una introducción a la vida del genio aragonés en el exterior del museo y luego pasaremos a su interior para analizar su obra. No sólo describiremos los cuadros que pintó Goya, sino que buscaremos cuáles fueron sus enigmas y os contaremos qué anécdotas rodearon su creación.

 

Estas serán nuestras claves: Francisco de Goya - Época, vida y personalidadEscenas alegres para muros lúgubres (Cartones para tapices: “La gallina ciega”, “La pradera de San Isidro”), Gentes de ayer: los retratos (“La familia de Carlos IV”),  Las mujeres españolas no sonríen: Goya y las mujeres (“La condesa de Chinchón”, “La maja desnuda”, “La maja vestida”), Los desastres de la guerra (“La carga de los mamelucos”, “Los fusilamientos del tres de mayo”), Goya en su esplendor: las pinturas negras (“La romería de San Isidro”, “Perro semihundido”, “Saturno devorando a su hijo”). 



Leer la pintura: Velázquez

 

Está previsto que hagamos una introducción a la vida del artista sevillano en el exterior del museo y que, luego, pasemos a su interior para analizar su obra. 

 

Las claves que seguiremos  (y las pinturas que comentaremos) en la visita serán:  

  • Diego Velázquez: Época, vida y personalidad
  • Introducción al arte barroco: carnet de identidad de las pinturas - Firma (Retrato ecuestre del Conde-Duque de Olivares), Dimensiones (Retrato de Felipe IV joven), Colores (Pablo de Valladolid), Temas (Naturaleza y retrato: Felipe IV a caballo, Alegorías: Las hilanderas), Historia de los pueblos: La rendición de Breda, Obra maestra: Las meninas.

La historia de Madrid, a través de sus azulejos

 

En esta ocasión, hemos hecho una selección de azulejos, entre los muchos que componen los nombres de las calles de Madrid, para pasear a vuestro lado. Así que recorreremos estas vías serpenteantes, contándote su historia y, también, sus anécdotas. No sólo os hablaremos de los azulejos a los que nos referíamos, sino que, además, lo haremos de sus personajes más ilustres.

 

 

Nuestras paradas serán: Puerta del Sol, Calle Mayor, Calle Arenal, Plaza de Celenque, Calle Bordadores, Calle San Martín, Calle Hileras, Calle de las Fuentes, Calle de los Donados, Costanilla de los Ángeles, Calle de la Priora, Calle de las Conchas, Calle Trujillos, Calle de las Veneras, Calle de las Navas de Tolosa, Calle de la Ternera, Calle Preciados y Cuesta de Santo Domingo. 


Leer la pintura: Tiziano

 

Y llegó el momento de hablar de Tiziano, uno de los genios más destacados del siglo XVI. A lo largo de su dilatada vida, fue uno de los pintores favoritos de Carlos V y de su hijo, Felipe II. Algunos de los cuadros que os presentaremos son:

 

“El emperador Carlos V a caballo”

“Ticio” y “Sísifo”

“Dánae recibiendo la lluvia de oro”

“Ecce Homo”

“Retrato de la emperatriz Isabel de Portugal”

“Retrato de Felipe II”

“La gloria”

“Adán y Eva”


Leer la pintura: de Moro a Mengs (una evolución del retrato a lo largo de la historia de la pintura)

 

Si, al visitar el Museo del Prado, pensando en las distintas dinastías reinantes en nuestro país, prestamos especial atención, notaremos algo interesante: los gustos tan diferentes de los Austrias y de los Borbones. Y es que, visitando el Museo del Prado, es posible analizar este hecho, además de la evolución en el gusto artístico en la época en que ambas dinastías estaban al frente del país.

 

Así que de esto te hablaremos en esta “lectura” de pintura: de la evolución del retrato desde el Renacimiento que rodeó a los primeros Austrias hasta llegar al Neoclásico, que tanto gustó a los Borbones.


Madrid Art-Decó

 

En esta ocasión, os presentaremos una de las caras más desconocidas de Madrid, pese a que pasearemos por zonas a las que estáis acostumbrados (¡las miraremos de otra forma!). Y es que, aunque no lo parezca, vivimos en una ciudad de lo más art decó. 

 

Le Corbuiser decía: “Siempre he dicho a los que la temen que la geometría es ardiente”. Precisamente iremos en busca de esa geometría. Así, comenzaremos nuestro recorrido haciendo referencia a los años veinte del siglo pasado, cuando la geometría, las decoraciones futuristas, los rayos y los zig-zags aparecen en escena. Es tiempo de Jazz, de glamour, de búsqueda de lo moderno, de obsesión por el diseño, de días de cine, de diseño de aviones, semáforos y gasolineras, de automóviles elegantes o de materiales como el cromo y el acero inoxidable. 

 

¿Creíais que esta época chispeante, emplazada entre las dos grandes guerras, no tuvo su influencia en Madrid? Pues estábais equivocados. Así que si os animáis a que os hablemos de la Bauhaus o del imperio de la geometría de Le Corbusier, venid con nosotros a pasear por las calles de nuestra ciudad. ¡Vais a ver qué sorpresa os lleváis!


Museo de artes decorativas

 

Si quieres acercarte a la historia de Madrid de una manera diferente, te recomendamos que nos acompañes en esta visita. En ella, prestando especial atención a las artes decorativas, haremos una reflexión sobre la evolución de los valores sociales y de las mentalidades en las distintas épocas de nuestra historiaAsí, recorriendo sus salas, veremos cómo eran las casas señoriales del siglo XVII, con la austeridad de los Austrias como protagonista, cómo cambiaron los gustos al entrar los Borbones a nuestro país y cómo eran las residencias madrileñas del siglo XIX.  

 

Pero no solo visitaremos el museo, sino que, aprovechando que tenemos cerca edificios que nos pueden ayudar en nuestra labor de mostraros cómo va evolucionando la sociedad madrileña en los siglos pasados, haremos un pequeño recorrido antes de entrar en el museo

Por ello, empezaremos con la portada del Museo de Antropología, donde os hablaremos de neoclasicismo. Seguiremos con la fachada del antiguo Ministerio de Fomento, donde os contaremos en qué consiste el eclecticismo y, antes de encaminar nuestros pasos al Museo de Artes Decorativas, echaremos un vistazo a la estación de Atocha, donde hablaremos de modernismo, al fin. 


Fundación Carlos de Amberes (y Gin-Tonic & Sushi en el Hotel Hesperia)

 

 

Creada por un flamenco en el siglo XVI, la Fundación Carlos de Amberes es un pedazo de Flandes en el corazón de Madrid. Sus salas dan cabida a obras de arte maravillosas y su biblioteca alberga preciados volúmenes.

 

En esta ocasión, te proponemos visitar este lugar tan poco conocido de nuestro Barrio de Salamanca, del que te contaremos alguna que otra curiosidad. Por si fuera poco, terminaremos la visita brindando con un GinTonic (o cóctel sin alcohol, si es que lo prefieres) y comiendo sushi en el Hotel Hesperia Madrid.